Útil

Esta casa se transformó en el hogar soñado de sus jóvenes propietarios

Esta casa se transformó en el hogar soñado de sus jóvenes propietarios

Javier Bravo

Con la ilusión de concebir un hogar acogedor, luminoso, y con un toque de color, Anabel Doña y su pareja, adquirieron esta casa en Guadarrama. Gracias a la intervención del estudio de arquitectura e interiorismo de Helena Martín, que dotó de personalidad y funcionalidad a los nuevos espacios, la vivienda se reinventó con un punto de frescura inigualable. Pasas a verla con nosotros?

Publicidad - Sigue leyendo debajo Reforma total Javier Bravo

Antes de ser adquirida por esta joven pareja, la casa cumplía la función de segunda residencia de un matrimonio. La reforma supuso modificar la distribución de la vivienda, y cambiar todo el interior.

En busca del hogar ideal Javier Bravo

La pareja buscaba una casa que fuese cómoda, muy acogedora, luminosa, y con algo de color. Querían lograr una sensación de"hogar".

Las banquetas de madera que aparecen en la imagen, fueron fabricadas por un amigo.

Recibidor a medida Javier Bravo

En su estado original, la vivienda tenía un muro de carga que se eliminó parcialmente para hacer un recibidor más grande, acorde con la casa, y evitar metros de pasillo que resultaban inútiles.

Espacios funcionales Javier Bravo

Actualmente, la casa consta de un salón comedor, una cocina con office, dos dormitorios, un aseo de cortesía, un dormitorio principal con vestidor y baño, y una lavandería.

Tejidos en lino Javier Bravo

En el salón, un rinconero grande en lino azul claro se viste con cojines en los mismos tonos. En el medio, una mesa de centro de madera lacada y cristal blanco con almacenaje.

Amplias miras Javier Bravo

Se sustituyeron algunas ventanas, como la del salón, que ahora goza de un fijo de cristal enorme que da al jardín.

Acabados naturales Javier Bravo

Los acabados se cambiaron por completo, incluyendo suelos y carpintería interior.

En cuanto a la decoración, como los propietarios querían color pero de una forma sosegada, se creó una base neutra en los acabados (suelo laminado efecto roble, puertas blancas, paredes en blanco roto, cortinas en lino crudo… ), para poder poner textiles más vivos, fundamentalmente en azules, verdes y amarillos.

Cálida luz Javier Bravo

Se buscó que la luz en toda la casa fuese muy cálida, especialmente en el salón, donde además de focos de techo en superficie, hay mucha iluminación indirecta, tanto con tiras led en la estantería del salón, como con apliques y lámparas de apoyo.

Madera viva Javier Bravo

En el comedor, optaron por un conjunto en madera con lámparas de vidrio azul y sillas tapizadas. Además, añadieron algunos toques de negro para que no resultara demasiado femenino.

Chimenea modernizada Javier Bravo

También se modificó la chimenea, que en origen era abierta, y se hicieron unas estanterías con almacenaje cerrado en la zona inferior.

A dos colores Javier Bravo

En el office de la cocina, un banco esquinero de obra con unas colchonetas en tono verde, más sobrias, contrastan con el amarillo intenso de la mesa.

Una cocina con frescura Javier Bravo

La cocina conecta directamente con el exterior, llenando el área de luz natural. Una ventaja que, junto con los tonos cálidos de la decoración, hace que se amplíe el espacio visual.

Nueva distribución Javier Bravo

De tener cuatro dormitorios y dos baños, la distribución se transformó en tres dormitorios, uno de ellos con un amplio vestidor y baño en suite.

Gama cromática Javier Bravo

El dormitorio principal sigue la misma línea de color; amarillos, verdes y azules.

Aires industriales Javier Bravo

Los suelos y paredes de este baño con ducha de obra, de aires industriales, ganan calidez gracias al mueble del lavamanos, decorado de forma sencilla con una planta que aporta frescor.

Blanco con gracia Javier Bravo

Los azulejos en zig-zag dotan de gracia a este baño decorado en un blanco impoluto.

//www.helenamartin.es/