Comentarios

Una habitación compartida para estudiar y jugar

Una habitación compartida para estudiar y jugar

Susana Gómez, la mamá de Guillermo y Daniel, quería que la habitación de sus hijos fuera muy funcional. Por ello, eligió muebles a medida. Una cama nido, un práctico escritorio y diversas zonas de almacenaje lo consiguieron.

Publicidad - Sigue leyendo debajo Muebles en tono gris lavado

El gris lavado fue el tono elegido para los muebles. Éste proporciona una base cromática neutra con detalles en colores más intensos, comoazules y rojos. Mobiliario, de Formas y Estilos. Lámina sobre el baúl y alfombra, de Deco & Living. Ropa de cama, de Zara Home. Este práctico baúl es el lugar ideal para almacenar coches y balones. Además, los chicos pueden sentarse. Cojines: los rojos, de Ikea; el del perrito, de Zara Home y los de Star Wars, de Curiosite.

Papel pintado

Guillermo y Daniel sueñan con los barcos y piratas que protagonizan la decoración de las paredes. En ellas, se combina un divertido papel, de The Frog and The Princess, con un zócalo a juego con el mobiliario. Estor tipo screen, de Verosol.

Escritorio a medida

En el hueco que quedaba entre la cama y la pared, aprovechando la luz natural, se dispuso un escritorio hecho a medida con cajonera. Silla, de El Corte Inglés. Lámpara, jarroncito, plantitas y cojín, de Deco & Living. Furgoneta vintage, de Curiosite.

Robot sujetalibros

Las estanterías son un buen recurso a la hora de conservar arregladas las habitaciones infantiles. Por ejemplo, organiza sus libros por tamaños y utiliza cajas, muñecos o sujetalibros para mantenerlos en orden. Robot, de Curiosite.

Cajas con números y de color naranja

Para facilitar la tarea de organización a los más pequeños, deja a su alcance lo que usen a diario. Reserva los estantes superiores para elementos decorativos y juguetes que no se utilicen tanto. Cajas con números y de color naranja, de Ikea. Aleta de tiburón y cojín de ameba, de Curiosite. La papelera es de Zara Home.

Plano de distribución

1. PARA DORMIR. La pared de la ventana se aprovechó para colocar la cama nido. Esta solución es ideal si necesitas dos puestos en los que dormir y no te sobra espacio o quieres crear un espacio de esparcimiento para los niños.
2. ZONA DE ESTUDIO. El escritorio hecho a medida tiene forma de L lo que multiplica su superficie útil. Además, gracias a la cajonera, hay sitio para guardar todo el material escolar.
3. ALMACENAJE EXTRA. Junto a una de las librerías, se colocó un gran baúl en el que, además de guardar las cosas de los chavales, se creó un pequeño sofá